Columnas

Reforma educativa de Peña al olvido.

FACTOR ENTRE DOS

Por: José Efraín Caballero Sevilla

Reforma educativa de Peña al olvido.

La denostación, humillación y el ataque directo contra el magisterio mexicano en el sexenio anterior, fue una constante; la peor de todos los tiempos.

Existen opiniones encontradas con respecto a la revocación de la reforma educativa del Peñismo, que tras muchas horas de trabajos legislativos dieron luz verde a las leyes secundarias, para echar abajo el pasado y en consecuencia, no dejaron ni una coma de la que fue una eventual ley magisterial.

La “malquerida” reforma dentro del paquete de reformas estructurales que se dieron dentro del acuerdo multipartidista “Pacto por México” feneció, y nace una nueva que en lo sucesivo se verá si tiene la categoría que le dé a la educación el lugar que se merece en el desarrollo del país.

Para la mayoría de los maestros la reforma anterior había resultado una que disminuyó sus derechos sindicales que habían obtenido tras décadas de esfuerzo laboral, y que además se dio sin consultarles, tomando los diseñadores de la misma, decisiones de manera unilateral.

Algunos de los reclamos más importantes, representan las evaluaciones que no estaban bien aplicadas, y aunque su naturaleza era con el fin de mejorar la calidad educativa, no se tomaron en cuenta algunos aspectos que eran necesarios.

Se ha dado marcha atrás en una política pública tan importante, que contó con el aval de la mayoría de las fuerzas políticas; esta reforma que nació con la intención de asentarse permanentemente.

En poco más de un lustro, muere prematuramente por inanición, falta de argumentos validos y de apoyo entre el gremio magisterial.

El cambio sustancial en la reforma correspondió a centralizar el poder en el gobierno, y desechar el musculo sindical que se contraponía a este, que bien o mal veía por los intereses de los agremiados del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE).

En la nueva reforma, se tomo en cuenta a los maestros y basó en resultados que se obtuvieron de la “Consulta Nacional por una Educación de Calidad con Equidad”, donde 67, 041 docentes y 43,940 directores dieron a conocer sus propuestas para ofrecer una mejor oferta educativa y profesional; quienes reafirmaron su disposición para ser evaluados, de manera diagnostica y no punitiva.

Otorgará mayor capacitación para su mejor desempeño educativo y logrará sacar del rezago en que se encuentra el modelo actual, que responde a otro interés que no tiene que ver con la educación de calidad.

Además serán atendidas las quejas y denuncias mediante una línea directa para contrarrestar la venta de plazas, desviación de recursos y hasta acosos en el área laboral, situación que fue recurrente en el pasado y que es de dominio público.

Y las voces disidentes también se hicieron escuchar, ya que en Tamaulipas la Unión Nacional de Padres de Familia se manifestó en contra de la presión que según, se ejerció en el congreso federal de parte de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, mencionando que eran a modo de acuerdo a sus interese particulares.

Ahora, posterior a la aprobación en las respectivas cámaras de las leyes secundarias, solo resta la publicación en el diario oficial de la federación para que se pongan en marcha, y se dé inicio a las nuevas reglas magisteriales, ante el consenso de la mayoría de los maestros.

Querido lector tenga un excelente día, nos leemos la próxima.

Contacto: [email protected]