Columnas

Regidora del PAN es Negligente No desquita su Sueldo

ACONTECER

Regidora del PAN es Negligente No desquita su Sueldo

Por GABRIEL VEGA HERNANDEZ

La encomienda que tiene un regidor es servir con honradez a sus conciudadanos, el funcionario debe tener primordialmente el conocimiento de sus comisiones, y por consecuencia debe estar comprometido con Tampico, para sacar al municipio del rezago que sufre de varias décadas, sin embargo no todos los ediles están comprometidos con la ciudadanía, es el caso de la regidora LIZBETH GARCIA ALDAPE del Partido Acción Nacional, que deshonra a este partido que le dio la regiduría, y como no, si cobra más de 35 mil pesos, pero no cumple con sus funciones como lo dijeron en campaña.

A tan solo 46 días de haber tomado protesta LIZBETH GARCIA ha demostrado su ineficiencia, ya olvido que juro cumplir con sus obligaciones de servidora pública, y si no que el pueblo se lo demande, sin embargo esta edil ha hecho caso omiso de sus comisiones, con esta actitud perezosa pone entredicho los vientos de cambio que tanto se pregonaron, prometieron que serían regidores cercanos al pueblo, se comprometieron a no repetir la corrupción del PRI, pero GARCIA ALDAPE está denigrando aún más al Partido Acción Nacional, porque desconoce las principales obligaciones y por consecuencia las necesidades de Tampico.

Los tampiqueños están hartos de funcionarios que llegan al poder solo a cobrar su salario, LIZ GARCIA presiden la comisión de cementerios y recuperación del patrimonio municipal, de estas áreas no sabe ni por dónde empezar, en los primeros días de administración llego a la sala de ediles, y comento que traía muchas energías para trabajar por los tampiqueños, sin embargo a los 30 días cometió su primer error, los ciudadanos la señalaron de inútil porque el panteón está abandonado entre la maleza y la basura, ni siquiera atendió a los quejosos en día de muertos.

La regidora panista no acude al palacio municipal solo aparece en los eventos, cuando se acuerda asiste a la sala de ediles pero no atiende a nadie, y permanece en algún cubículo a puerta cerrada, ya que le tiene temor a los periodistas, es el motivo de que han cerrado la puerta a los medios de comunicación, a LIZBETH GARCIA se le ha buscado para que informe a los ciudadanos, de las actividades que está desarrollando de sus comisiones, pero hasta hoy siempre tiene pretextos para esconderse de la prensa, pretende imponer reglas a los periodistas, pero ella no propone un reglamento para que los regidores desquiten los 35 mil pesos que cobran.

La concejal LIZBETH GARCIA heredo los privilegios de la familia de la MAZA, esta regiduría es producto del negocio político del PAN, ya que su esposo LAMBERTO GONZALES DE LA MAZA, fue regidor en la pasada administración desastrosa, porque no es una casualidad tener la tercera posición en una planilla, es del conocimiento público que las primeras 5 regidurías son arreglos políticos, por eso el cargo se lo estén rolando entre familiares, esto demuestra que las tribus azules están en su apogeo, esta funcionaria está denostando los vientos de cambio.