Columnas

Relevo sin prisa

Tribuna

Por Javier Terrazas

Relevo sin prisa

Ayer por la noche, en la capital del país, el dirigente nacional del Partido revolucionario Institucional, Enrique Ochoa Reza sostuvo una reunión con la fracción de su partido en la Cámara de Diputados.

Estuvieron la mayoría de los 208 legisladores, con su coordinador el Diputado César Camacho Quiroz,  dirigente de ese instituto político hasta la llegada de Manlio Fabio Beltrones.

De Tamaulipas, asistieron todos los diputados, Yahleel Abdalá Carmona de Nuevo Laredo; Esther Camargo Félix, Reynosa; Edgar Melhem Salinas, Río Bravo; Pedro Coronado, Matamoros; Miguel González Salum, Victoria.

Así como Alejandro Guevara Cobos, Mante; Esdras Romero Vega, Madero; Mercedes Guillén Vicente, Tampico; y los plurinominales, Monserrat Arcos Velázquez  y Baltazar Hinojosa Ochoa.

Fue una reunión “rompehielo” en la que Ochoa Reza se abrió y pidió a los Diputados de todo el país un diálogo franco, sin simulaciones y en donde haya confianza para decir lo que ocurre en cada región en el ánimo constructivo.

Con la intensión de poder tener el verdadero pulso de la situación de las regiones por ésta vía, además de las visitas que al territorio realizará el nuevo dirigente para escuchar a la militancia, a las estructuras territorial y sectorial, así como a los grupos políticos regionales.

Pidió, de alguna forma a los legisladores, ser parte de su equipo en los distritos que representan o en donde se tiene influencia, para llevar los nuevos mensajes y renovada actitud tricolor, a fin de estar más cerca de la gente y responder a sus exigencias y expectativas.

Esa conexión de la dirigencia nacional tricolor con los Diputados Federales tendrá un doble efecto, porque de alguna forma obliga a sus legisladores a visitar sus distritos, convivir con la gente, escucharla, atenderla en la medida de lo posible, hacer gestoría y retroalimentar al Comité Nacional.

De acuerdo a algunos reportes de ese encuentro, hubo varios oradores, entre ellos el Coordinador César Camacho, así como varios diputados de diversas entidades del país.

Por parte de Tamaulipas lo hizo su Coordinador, Edgar Melhem Salinas, quien destacó la importancia de la gestión social de los legisladores ante las diversas instancias, para atender a las bases y estar muy cerca de ellas.

Así como la necesidad de que los servidores públicos federales sean más sensibles a las carencias de la comunidad y sean facilitadores de los mecanismos para que las políticas públicas y sus beneficios lleguen con agilidad y tino a quienes lo requieren.

El encuentro se realizó de las 18:00 a las 21:00 horas y de acuerdo a algunos participantes fue muy enriquecedor y se generaron importantes compromisos que se reflejarán en una nueva dinámica del tricolor en los estados que tienen elecciones en el 2017 y con más fuerza para el 2018.

Ochoa Reza, continuará  su recorrido de cien días por los estados de la república para profundizar el diálogo directo con las bases militantes y la sociedad y se irán atendiendo prioridades.

Para el caso de Tamaulipas, no parece haber prisa para la renovación del Comité Directivo Estatal donde despacha Rafael González Benavides, muy consciente del necesario relevo, pero también de que deben esperarse los tiempos que marque el Comité Nacional.

Por lo pronto pidió cordura y tranquilidad a quienes han levantado la mano y la voz para mostrar sus aspiraciones, indicando que debe hacerse en un marco de unidad y armonía, para ir más firmes rumbo a los retos del 2017 y 2018.

El matamorense estuvo ayer en la CNC, invitado por Florentino Sáenz Cobos al Congreso Estatal de esa organización, previo al Congreso Nacional que se realizará a en unos días más en Tepic Nayarit, la tierra del dirigente nacional, Manuel Cota Jiménez, eterno aspirante a aquella gubernatura.

Rafael y su equipo del CDE, siguen haciendo talacha y éste viernes tendrán una reunión de capacitación a regidores de todo el estado. También se prepara una reunión de un funcionario federal con la militancia, probablemente en Tampico y con el Director General del IMSS, Mikel Arriola Peñalosa.