Columnas Titulares

Represiones sindicales

 

David Ed Castellanos Terán

@dect1608

Represiones sindicales

El Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) con más de 400 mil afiliados es el segundo más grande de México, por debajo del gremio conformado por los maestros que integran el unión más grande de Latinoamérica. La Sección X del SNTSS que corresponde a Tamaulipas está conformada por unos 5 mil afiliados entre jubilados y en activo.

Desde el 2013 que la dirigencia estatal del SNTSS, quedó a displicencias  de la doctora Beda Leticia Gerardo Hernández (en verdad así se llama BEDA) sus agremiados han sido víctimas de represiones y un uso excesivo del poder con la finalidad de heredar en 2019 la secretaria general a su esposo Pedro Luis Ramírez Perales, Secretario del Exterior, pero con función y toma de decisiones en todas las carteras sindicales.

La  Dra. Beda en el ejercicio del poder, tiene en la actualidad a unos 50 trabajadores sin garantías sindicales por el simple hecho de ser de la corriente opositora encargada de señalar sus anomalías, atropellos y presuntos desvíos de recursos; sus arbitrariedades van desde financiar los quince años de su hija con dinero de los sindicalizados, hasta la desaparición de las secretarias generales de los Comités Delegacionales en Reynosa, Matamoros y Madero, siendo los del sur de Tamaulipas los más combativos e interesados en proteger a los 20 compañeros indefensos del Hospital General Número 6 del Instituto Mexicano del Seguro Social .

El pasado mes de marzo, los quejosos entregaron a Manuel Vallejo Barragan, Secretario Nacional del Sindicato de Trabajadores del Seguro Social y diputado federal priista plurinominal, un amplio expediente conformado por unos dos mil trabajadores que señalan y testifican los atropellos y corrupciones por parte de la Dra. Beda por lo que confían que pronto recibirán la ayuda de su representante nacional o enviara una comisión para que concilie entre ambas corrientes internas del sindicato que lo único que están generando es un servicio poco digno a los derechohabientes, no precisamente porque los actuales trabajadores sean desobligados o poco éticos, sino porque no tienen un respaldo para exigirle a la empresa (IMSS) el equipo necesario para ejercer sus labores y peor aún, porque en el hospital de ciudad Madero que atiende a gran parte de las comunidades del norte de Veracruz, San Luis Potosí y Tamaulipas, se tiene un desabasto de personal solo porque a la Dra. Beda Leticia Gerardo Hernández, no se le antoja abrir la bolsa de trabajo para el hospital en Madero, y a los que se les otorga una plaza, se les da bajo la consigna de apoyar al Partido Acción Nacional (PAN) donde participan activamente ella y su esposo Pedro Luis, tanto que la “doctorcita” se coló en la lista de candidatos a diputados plurinominales, mientras que su esposo se quedó con las ganas pues fue derrotado en la contienda interna de aspirantes a legisladores locales, más precisamente lo impugnaron y quedo sin oportunidad de participar en la elección constitucional, el cinismo del señor Pedro, raya en lo absurdo pues su campaña la realizo con recursos del sindicato y en las mismas instalaciones propiedad del gremio que contracorriente al dirigente nacional acá son pintadas de azul.

davidcastellanost@hotmail.com