Columnas

Se quejan constructores de Victoria

Tendencias

Oscar Contreras Nava

Se quejan constructores de Victoria

El empresario Luis Alberto González Cruz, presidente de los constructores de Victoria, se queja del gobierno estatal porque no los invitan a participar en la licitación y asignación de la obra pública aunque la secretaria de Obras Públicas, Cecilia del Alto López, ya lo hizo en varias ocasiones.

Sin embargo, se sabe que los gobiernos de Geño Hernández Flores y Egidio Torre Cantú jamás lo hicieron, porque éstos siendo constructores toda la obra la hacían ellos mismos, con  prestanombres y sólo a unos cuántos les daban migajas de está apetitosa rebanada del pastel.

Así que ahora nadie se explica porque los constructores de Victoria reclaman que les den obra sí antes, estando sus paisanos al frente del gobierno del estado, no decían nada y mucho menos publicitaban sus exigencias.

¿Acaso buscan presionar al gobierno de Los Vientos de Cambio con sus reclamos lo que antes no hicieron con sus paisanos?

Habrase visto tal cosa.

Lo peor es que también exigen la llegada de inversiones a Victoria así como sucede en Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros y esto nos parece inconcebible.

Porque cuando Geño y Egidio fueron gobernadores no crearon en Victoria la infraestructura básica y necesaria que se requiere, para que las empresas maquiladoras lleguen a la capital del estado.

Ni tampoco implementaron nuevas acciones, obras o programas que fomentarán su arribo y sólo se dedicaron a planear cómo ganar dinero público sin dejar huella o en su caso, utilizar los recursos del gobierno para seguir enriqueciéndose.

Por ello, primero compraron, cerca de la mancha urbana a la capital del estado, infinidad de terrenos ejidales y luego diseñaron y construyeron libramientos viales que pasan por los terrenos adquiridos y empezaron a construir cientos de casas.

De igual manera, construyeron el Parque Bicentenario donde establecieron el centro gubernamental, el palacio legislativo y muy cerca de aquí el hospital de especialidades, con lo que subió de manera considerable el costo de las tierras ejidales compradas y con esto consolidaron su enorme fortuna. ¿Cómo la ven?

Es por esta razón que no comprendemos a los constructores de Victoria, ya que aún no pasa ni un año del nuevo gobierno estatal y ya se quejan porque no los invitan a participar en los concursos y concesión de la obra pública y las preguntas serian:

¿Y los 12 años que tuvieron que aguantar los constructores de Tamaulipas sin que los invitaran a construir obra pública qué?

¿Acaso creen los empresarios de Victoria que sólo ellos tienen derecho a construir las obras del gobierno en el estado?

Su posición resulta incomprensible. Nos parece muy fuera de la realidad, porque ahora se hacen los ofendidos cuando con Geño y Egidio tuvieron todas las posibilidades para que se les dieran obras y nunca les reclamaron nada.

En fin, al empresario Luis Alberto González Cruz y a los agremiados a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) Victoria, les sugerimos que en este sexenio mejor se dediquen a vender gorditas, pongan un puesto de productos chinos por la calle Hidalgo o vendan zapatos por catálogo, ya es tiempo que las obras que realiza el gobierno las hagan otros constructores del estado, como por ejemplo los de Reynosa, Tampico o Nuevo Laredo. ¿Verdad?

https://oscarcontrerastamaulipeco.mx/