Columnas Titulares

¿SEIS AÑOS MÁS DE BORRACHERA?

CUADRANTE POLITICO

POR FERNANDO ACUÑA  PIÑEIRO

¿SEIS AÑOS MÁS  DE BORRACHERA?

El  ex presidente Calderón sigue dando de qué hablar, por su supuesta adicción al alcohol: en un inicio se creía que se trataba de estigmatizar a quien gobernó el país, del  2006 al 2012,  sin embargo,  hoy sabemos que, el  abogado Felipe  de Jesús Calderón Hinojosa, que en agosto  cumplirá  55 años, tiene una arraigada afición por las bebidas etílicas.

Su más  reciente exhibición ante los mexicanos, se puede ver en las redes  sociales, durante la toma de protesta de Josefina Vázquez Mota, como candidata  del PAN  a la gubernatura  del estado de México. La imagen del ex mandatario michoacano,  es  de evidente estado de embriaguez: se le ve tambaleante, y con la mirada perdida;  ya no puede controlar su cabeza, que se le va para los lados. Terrible la imagen.

El primer escándalo público que  se suscitó sobre este tema, ocurrió  en febrero del 2011, ya en las postrimerías  del sexenio calderonista, cuando los integrantes de las bancadas  del PT y PRD, encabezadas por Gerardo Fernández Noroña, mostraron una manta, en plena sesión del Congreso de la Unión, con el siguiente mensaje:

¿Tú dejarías conducir a un borracho tu auto? ¿No, verdad? ¿Y porque lo dejas conducir el país? En la manta  se podía ver  la imagen del Presidente Calderón, completamente borracho.

La noticia fue manejada  ese mismo día por la periodista  Carmén Aristegui, en su noticiero  de MVS. Sus palabras   generaron la indignación social, del país entero que, condenó la forma como su titular del  Ejecutivo Federal, padecía  de un grave problema de alcoholismo consuetudinario.

 Aristegui dijo lo siguiente:

“En estos momentos en México, estamos también revisando lo ocurrido ayer en el Congreso. A ver, a ver, por donde le entramos al asunto. Pongámosle atención al asunto, y dejemos la pregunta abierta: no es la primera vez que se habla de este tema, de un presunto alcoholismo de Felipe Calderón. Si usted es usuario de las redes sociales por ejemplo, pues en ese circuito de la comunicación, de la sociedad mexicana, es frecuente ver expresiones que aluden a esa circunstancia”.

Y agregaba:

“No tenemos información específica, para saber si  el Presidente dela República, tiene o no problemas de alcoholismo. Pero  es un tema delicado. Por supuesto que hay que verlo con la gravedad  del asunto. Saber si hay o no ese problema en la persona de  Felipe Calderón  Hinojosa. En las democracias  del mundo, suele verse  de vez en vez, que se piden estudios médicos, para ver cuál  es la condición de los gobernantes, dado que están en una posición de altísima responsabilidad. ¿Tiene o no problemas  de alcoholismo, el Presidente  de la República?”

Horas más tarde, la empresa IMEVISION  le canceló el contrato a la periodista, y la echó a la calle. La reacción del consorcio mediático, fue contraproducente, porque el país se solidarizó con Aristegui.

Pues bien, ahora acaba de ocurrir un nuevo episodio  del alcoholismo calderonista, y  sucede  en el momento más  delicado, justo cuando su esposa Margarita Zavala, pretende convertirse  en la candidata  del PAN a la presidencia  de la república. La candidata  al gobierno mexiquense, Josefina Vázquez  Mota, también debe estar lamentando este vergonzoso suceso, donde Felipe Calderón vuelve a exhibir  su enfermiza debilidad por la bebida.

Pero, el problema de fondo no es ese. Lo más grave es que, si Margarita Zavala llega  a gobernar este país, serán, seis años más  de borrachera.

¿Se merecerá México, tanta  decadencia?

DE   ESTO  Y DE AQUELLO

Enrique Cárdenas  está con un pie en el PRI y el otro en la oposición. Solo está esperando si hay condiciones  para  ocupar un cargo  relevante, o sea  está  viendo cómo le va en la negociación, de un PRI  convertido en añicos. ECA  no quiere dar su brazo a torcer ante las facciones internas y se dice que la llegada  de Claudia  Ruiz Massieu  a la Secretaría  General del PRI,  lo trae muy optimista, sobre todo  por aquella foto que se sacó  al lado del  ex Presidente  Salinas. ¿La recuerdan?.

Por otra parte, en la sesión legislativa de ayer, el Congreso tamaulipeco decidió impulsar  la creación de mayores espacios deportivos y culturales. Otro punto de acuerdo se orientó a  reforzar presupuestalmente  los pueblos mágicos de Mier  y de Tula. En este último, por cierto, siguen vigentes los negocios  de  conocido personaje, que  acaba de dejar el poder.

Dentro del mismo tema  legislativo, la comisión dela medalla “Luis García de Arellano”, determinó entregarle dicha  presea  al  Monseñor  Oscar  Guadalupe Lozano Molina, mismo que, de acuerdo  a  los argumentos de  los legisladores fronterizos, se ha distinguido por su trabajo en favor de los migrantes  en Matamoros. Esto último  me parece mucho mejor que, entregarle el premio a plutócratas multimillonarios.

POSDATA. — Edgar Melhem, y el presupuesto de los moches, en el sur. Por ahí andan los rumores.