Columnas Titulares

UNA PELICULA EXCEPCIONAL DE JANE CAMPION

LETRA PÚBLICA   

UNA PELÍCULA EXCEPCIONAL DE JANE CAMPION

RODOLFO SALAZAR GONZALEZ

A finales de los años 90’s surge en Hollywood la fuerte presencia de una cineasta maravillosa que con el tiempo se convirtió en mítica por su bizarro antimachismo y su combate directo a la misoginia que afortunadamente cada día tiene más aliados y está a punto de coronar su histórica lucha cuando en todos los países el sacrificio de una mujer se tipifique como feminicidio, en un sólido homenaje a este género que por condiciones propias de su naturaleza no tienen la misma fortaleza física y que es llamado el sexo débil que suele ser sometido por la violencia: Jane Campion, que es considerada la exponente femenina en materia cinematográfica más experimentada y laureada por los expertos de la academia que se encargan en clasificar la magnitud en arte y drama de una gran película.

El Piano es una película escrita y dirigida por Jane Campion, cineasta nacida en Nueva Zelanda, que sigue representando el mayor nivel de feminismo como lo citamos arriba que hay en la industria cinematográfica y que en el momento de su presentación obtuvo tres premios Oscar, por mejor dirección, mejor actriz estelar, y mejor actriz de reparto.

Aunque pareciera ser una película por sus bellísimas escenas un filme mágico y complejo, en el fondo se trata de un vil triángulo amoroso que se desenvuelve en una atmósfera victoriana del siglo XVIII, que llevada hasta el máximo rigor obligaba a las mujeres taparse de los pies a la cabeza.

La historia se desarrolla en las costas australianas a donde llega Holly Hunter (ganadora del Oscar por su excelente actuación femenina caracterizando a una muda pianofila) con su hija (Anna Paquín) de la que nunca se supo quién fue el verdadero padre, a encontrarse con un acaudalado latifundista con quien había pactado un matrimonio por correspondencia.

Habiendo realizado para tal efecto un larguísimo viaje por mar, a bordo de una ligera embarcación que por momentos parecía hundirse por su abundante equipaje y el pesado piano que para la mujer muda representaba el principio y el fin de su existencia. Algo así como un fetiche artístico. Ya que al final de la película el Piano casi le cuesta la vida a la encantadora mujer muda; quien en una crisis de autocrítica decide castigarse enredando sus pies a la cuerda de la que estaba atado el piano que se hundía velozmente en el fondo del océano llevándose a su dueña consigo.

La película está realizada con una extraordinaria sensibilidad femenina. Es tan fuerte la presencia de la directora Jane Campion, que borra totalmente la actuación de Harvey Keitel y Sam Neill, el primero representa a un latifundista analfabeta que es feliz conviviendo con los indígenas de la región y que resulto competente a la hora de comprender el drama que para Ada Mc Grath representaba el no poder traer el piano de la playa hasta donde se encontraba su residencia. Sintiéndose dominado por la extraña sensualidad que representa la posibilidad de relacionarse con una artista muda. Por lo que trae el instrumento musical hasta su casa y se lo regala, siempre y cuando ella le enseñe a tocarlo. Cuestión que usted ya adivinó, era un galimatías sexual.

En ese ir y venir, es decir durante el aprendizaje musical, la muda y el analfabeta empiezan a jugar un juego que los deposita finalmente en una habitación sin ropa. Surgiendo entre ellos una pasión que fue capaz de prodigar sonidos guturales en la mujer sin capacidad de hablar. Algo hay del realismo mágico latinoamericano en esta película australiana: La pasión de la muda por él analfabeta, la hizo hablar.

Al final de la película el “marido” le corta un dedo por sus infidelidades a la muda, y a punta de pistola obliga a los dos a que vivan en santa comunión. Con la condición de que lo dejen poseer sus tierras. Estos son los orígenes del feudalismo que hoy conocemos como Neoliberalismo.

El Piano es una película erótica, feminista, victoriana y antimachista, pero sobre todo muy bien hecha, con una excelente fotografía que logra captar todas las virtudes húmedas de la naturaleza. Por eso en un momento pensé que estaba releyendo a Alicia en el País de las Maravillas, sobre todo cuando Holly Hunter en un acto de heroísmo amoroso le envía con su hija a su amante una tecla del piano donde grabó con pasión su amor. La niña víctima de una crisis ética, decide escoger entre los dos caminos que representan el bien y el mal, el primero: y entregar el mensaje al “esposo” desatando con esto la tragedia.

COMO DATO: El día de mañana en un hotel de playa Miramar un nutrido grupo de empresarios y amigos de Ismael García Cabeza de Vaca, candidato a senador de la república por el Partido Acción Nacional, le ofrecerán una comida como una muestra de simpatía y apoyo a su candidatura a la cámara alta del Congreso en donde tendrá la obligación y el honor de representar al Estado de Tamaulipas. Ismael García Cabeza de Vaca es un hombre joven, muy joven y es hermano del gobernador del Estado; ha sido regidor en el ayuntamiento de Reynosa y diputado Federal por un distrito de esa ciudad fronteriza y es sin duda una de las mejores piezas del arsenal político con que cuenta el partido que postula Ricardo Anaya a la presidencia de la República. Quien también lo acompañara será el empresario tampiqueño Jesús Nader quien ya recibió su constancia de registro como candidato del PAN a la presidencia municipal de Tampico, es impresionante y notable como están surgiendo muestras de simpatía para que este empresario tampiqueño gobierne la ciudad de Tampico en el próximo trienio.

E-mail.- notario177@msn.com