De coaliciones y alianzas

Gaceta.

Por: Raúl Terrazas Barraza

De coaliciones y alianzas

Mientras no se registre la coalición de los partidos que se preparan para contender por la gubernatura de la entidad en las elecciones del 2022, todo puede suceder, desde el hecho de que solo haya dos candidatos apoyados por los partidos del ala centro-derecha y de los que conforman la nueva izquierda, pero, también que cada partido presente su propio abanderado o que, de plano las alianzas partidistas tomen otro camino.

Esto es que, así como el Partido Movimiento Ciudadano se aviente a ir solo, podría ser que las coaliciones sean entre más partidos o menos, esto es que, el PRI, por ejemplo, se sume al Partido Movimiento de Regeneración Nacional, PMRN, para fortalecer la alianza de izquierda y que el PAN y el PRD vayan por otro lado, como ya sucedió en otras entidades del país en elecciones recientes.

También podría ser que el Partido Verde Ecologista de México desista de su extraño experimento con la nueva izquierda y se pase a la alianza centro-derecha, a fin de mejorar los resultados, gracias a que cuenta con una estructura fortalecida a más del cien por ciento en las elecciones de junio pasado, debido a que, el exdirigente, Ricardo Gaviño Cárdenas, se empleo a fondo para lograr que los jóvenes se integraran a la política tanto para convertirse en candidato o bien alentar la votación.

Desde luego, alguien comentó que la coalición de PRI con Regeneración Nacional, existe de hecho, porque infinidad de los políticos que andan allí antes fueron tricolores y ahora son hasta los meros meros dirigentes o amigos del mero mero dirigente, caso especial el del Diputado Federal Erasmo González Robledo, quien dejó el PRI para irse a la izquierda y ahora ser uno de los tamaulipecos más cercanos a Mario Delgado Carrillo, presidente del PMRN.

En el terreno de los hechos puede decirse que solo faltan las dirigencias estatal y municipales de irse a Regeneración, porque los priístas de los últimos 10 años, en una buena parte andan en el partido oficial del Gobierno de México y por forma en que se mueven para pintar en las encuestas que llegado el momento hará el presidente del comité nacional, Mario Delgado Carrillo, es fácil advertir que los expriístas no quieren dejar pasar la oportunidad.

Las coaliciones entre los partidos políticos que tienen derecho a la aprobación del Instituto Electoral de Tamaulipas, tiene como fecha límite par su conformación lo que resta del año, en el entendido de que cada instituto político tiene que presentar antes del 10 de diciembre su plataforma electoral y después conjuntar las ideas que allí se establezcan, aquellos que formen alianza.

En el caso del Movimiento Ciudadano, así como el Diputado plurinominal electo, Gustavo Cárdenas Gutiérrez, dijo que no hará alianza con nadie al interior del Congreso del Estado, sino que él será su propia Fracción Parlamentaria, también debiera de pensar en dejar a su suplente por allá a principios de año, para que contienda de nuevo como candidato a la gubernatura de la entidad, porque el escenario es diferente y quizá pueda hasta ganar.

Ni modo que conozca todo aquello que debe hacerse para ser candidato, más si se toma en cuenta que la decisión de inscribirse de nuevo, es suya, puesto que es quien manda en el Movimiento Ciudadano, pese a los adversarios gratuitos que tiene, pero, a los que calla con resultados en las urnas y en las posiciones electorales, de otra forma no se explicaría que de nuevo sea Diputado Local en la Legislatura que tomará las riendas del Congreso del Estado el primero de octubre próximo.

Respecto a la alianza lógica de derecha centro, es decir, PAN, PRI y PRD, llegará un momento en el cual, los dirigentes de los tres partidos decidan de cual de las organizaciones saldrá el abanderado y aunque todo apunta que la mano la lleva el PAN porque despacha en el Palacio de Gobierno, con el ingeniero César Verástegui Ostos,  también puede ser que, salido del PRI el Doctor Ramiro Ramos Salinas de Nuevo Laredo, exdiputado, expresidente de la Junta de Coordinación Política y ex integrante del comité nacional de su partido, sea mejor parta para la generación de votos que el del PAN.

También del PRD, en caso de que hubiera la alternativa para que apareciera en perspectiva el exdiputado Federal, Elpidio Tovar de la Cruz, muy conocido en la entidad por sus luchas perredistas. Para esta coalición más que pensar en le candidato por lógica o por ser mano, tiene que pensarse en la posibilidad real de votos, ya que, el escenario si se toma en cuenta las últimas elecciones se cantea hacia la nueva izquierda si el candidato de la derecha-centro no es el correcto, es decir, aquel que los ciudadanos quieran porque les da confianza.

Cada uno tiene que trabajo hecho y quizá bien identificado por los ciudadanos, sin embargo, son muchos los factores a considerar para impulsar una candidatura que llegue a la sociedad y no que, de entrada pueda darle mala espina y a partir de ello, la competencia por la gubernatura se canteará a otro color.

De nuevo la moneda queda en el aire partido por partido, coalición por coalición y e independientes por independientes, en caso de que esta última figura contemplada en la Legislación Electoral vigente, pueda convertirse en alternativa para una lucha como la que hubo hace seis años en el vecino estado de Nuevo León, cuándo ganó Jaime Rodríguez Calderón, quien está por entregar el mando del Poder Ejecutivo al ganador de las votaciones del seis de junio pasado, Samuel García Sepúlveda.