De empresa rentable a muy rentable

FACTOR ENTRE DOS

Por: José Efraín Caballero Sevilla

De empresa rentable a muy rentable

La empresa Petróleos Mexicanos (PEMEX) que pertenece al Estado, se transformó en las últimas décadas en una compañía rentable, y no porque haya incrementado su capacidad de generar ingresos a las arcas federales, si no por su caída en este rubro.

Y le explicaré el porqué; pareciera una contradicción, pero lo que sucede es que pasó a ser rentable, pero porque anteriormente era muy rentable.

Es rentable porque el año anterior del 2019, generó importantes ingresos al país, sus ventas totales en México fueron de 808 mil 522 millones de pesos y por sus ventas internacionales obtuvo 585 mil 831 millones de pesos, lo que habla de las percepciones más altas para una compañía mexicana en solo un año.

Era muy rentable, ya que en la década pasada, en 2011 PEMEX aportaba 40 centavos de cada peso que gastaba el gobierno, pero de ahí en adelante se viene gradualmente el derrumbe en las finanzas de la petrolera.

En 2011 la empresa tenía una deuda de 55,991 millones de dólares, y al final del sexenio se incrementó casi al doble, en 100 mil millones; que de manera inexplicable, no se aprecia con ello haber mejorado su producción o su infraestructura, dadas las condiciones actuales en que se encuentra.

Al día de hoy solo aporta 15 centavos de cada peso al erario público, que la hace  rentable. Una cifra más, que ayuda a comprender este fenómeno, indica que de 2008 a 2019 se disminuyó en un 36 por ciento la producción, al pasar de 2.8 a 1.8 millones de barriles diarios, siguiendo su tendencia hacia la baja, alcanzando 1.6 millones de barriles.

Recientemente, solo en el mes de enero se ha marcado un repunte en la producción de 1.724 millones de barriles, dada la fuerte inversión que se ha dispuesto para revertir la tendencia que padecia.

Esta situación, le ha valido el reconocimiento de la agencia calificadora internacional Moody’s ya que señaló “La producción de petróleo de Pemex se mantuvo plana en el cuarto trimestre desde los niveles del tercer trimestre de 2019, demostrando un buen progreso en su objetivo clave de estabilizar la producción”

El lograr revertir la caída en su producción e ingresos, está dando sus primeras señales, mientras el gobierno ha asegurado que la paraestatal va a resurgir, y según su plan de negocios presentado a mediados del año anterior, se tiene la intención de alcanzar una producción de 2.69 millones de barriles diarios para el 2024.

Sería un gran logro que vendría a contribuir en las finanzas públicas, ya se estaría acercando a las cifras de 1996, que eran de 2.9 millones de barriles que producía Pemex, que aunado al valor de la extracción de petróleo y gas alcanzó su nivel más alto como proporción del PIB que fue del 9.2 por ciento.

Esta importancia reditúa, en que las ganancias petroleras serían destinadas a una gasolina más económica en su precio al consumidor, así como a la construcción de obra pública y lograr la autosuficiencia energética en este rubro.

Al igual como sucedió en la época del desarrollo estabilizador, cuando el petróleo fungió como palanca de desarrollo, dando al país un crecimiento económico entre el 6 y 9 por ciento anual; y logre alcanzar lo proyectado en el plan de negocios de la empresa productora nacional, que ayude a transitar por un periodo de crecimiento sostenido para el país.

Amigo lector tenga un excelente día, nos leemos la próxima.

Contacto: factorentredos@hotmail.com