Desde Houston

Hoy por la mañana desperté con varias cosas en mente que tendría que realizar y todas de suma importancia debido a que giran en torno a la recolección de algunas cosas que son para donar a personas de mi bella ciudad, por supuesto que a persona de escasos recursos y que en su oportunidad serán entregadas.

Antes de iniciar con lo anterior visité a Sergio Almazán, un amigo del ejido Francisco Villa que conozco desde hace varias décadas quien vive relativamente cerca de mi domicilio y después de conversar con él por un largo rato me hizo un regalo personal; además hizo la donación de un andador que será de mucha utilidad para algún adulto mayor de San Fernando que lo necesite.

Posteriormente fui a visitar a Rossy Dávila y a la Princesita Caramelo, la hermana Rossy como le llamo de cariño es una payasita regiomontana con un gran corazón quien además siempre está presente en los lugares en donde se realizan eventos caritativos aportando su granito de ayuda.

Mi visita a Rossy Dávila además de ser gratificante porque su conversación siempre es de mucho optimismo a pesar de los difíciles momentos por los que ha pasado; también fue muy fructífera ya que su hija, la Princesita Caramelo hizo una donación de pañales que también serán destinadas para ser llevadas a San Fernando Tamaulipas, así es como en ocasiones puedo ayudar a familias necesitadas mediante el apoyo de personas generosas.

Solo quedaron pendientes dos asuntos este día que son relacionados con la misma meta, uno es reunirme con Andrés Dueñas, un michoacano también de mucho corazón quien ayuda a decenas de personas mediante eventos humanitarios, solamente que debido a que uno de sus hijos se encuentra un poco enfermo no fue posible, espero en nuestro Dios que supere esta dificultad.

El otro asunto pendiente fue reunirme con mi amigo Juan García y su esposa, un matrimonio del ejido Miguel Hidalgo quien hace algunos meses también realizaron una donación de pañales para adulto que fueron llevados hasta San Fernando por la señora Nina Lourdes; otra gran mujer quien sin importar tiempo ni distancia junto con un gran grupo de mujeres apoya a las familias necesitadas de San Fernando.

Bueno queridos lectores, como ya se dieron cuenta esta columna hoy estuvo mucho mejor que las anteriores, mi agradecimiento para muchas personas que han hecho donaciones para ser llevadas a San Fernando y cuyos nombres no menciono, que Dios les multiplique sus donaciones y se las retorne en bendición…. Por hoy es todo, ¡hasta la próxima!