Detienen en Panamá a Roberto Borge, exgobernador de Quintana Roo.

Elecciones y su final de fotografía

Tanto en el Estado de México, como como en Coahuila se polarizan los resultados.

El destino de Ramiro Ramos, después de su operación política en Nayarit.

Con un final cardiaco y el pronóstico de que el triunfo de las gubernaturas en los estado de Coahuila y Estado de México, se diriman en los tribunales electorales, está más que cantado, porque de acuerdo a los conteos rápidos y las estadísticas de los árbitros electorales, marcan un empate técnico.

Aun cuando el Partido Revolucionario Institucional y el Partido Movimiento de Regeneración Nacional MORENA, proclaman para sus abanderados el triunfo de la Jefatura Estatal en el Estado de México, lo competido de los números nos indican que el triunfo puede ser para uno o para el otro bando.

Además, aunque el PRI llegara a triunfar en el que está señalado como el laboratorio político electoral de México, por lo apretado de la contienda, desde este momento se puede afirmar que es el gran perdedor, porque aunque a MORENA le fueran adversos los resultados en el Estado de México, en donde se concentra la lista nominal más alta del país, ya mostró el músculo para el año 2018.

Con mayor razón, si MORENA llega a obtener la gubernatura para su candidata Delfina Gómez, prácticamente montaría en caballo de hacienda al presidente nacional, Andrés Manuel López Obrador, como indiscutible abanderado y puntero para la Presidencia de la República el próximo año.

Al analizar los resultados preliminares, tanto en el Estado de México, como en Coahuila, salta a la vista una polarización de las preferencias electorales, que evitaron la atomización de los votos entre las otras opciones, incluyendo a los candidatos independientes.

Mucho se apostó a Josefina Vázquez Mota, como candidata del Partido Acción Nacional, al grado de que fue mucho ruido y pocas nueces, ya que fue relegada hasta el cuarto sitio, siendo superada por el candidato perredista Juan Zepeda Hernández.

Hasta el momento en que se redactó esta columna, el PAN en el Estado de México, solo llevaba delantera en un solo distrito, 3 PRD, el PRI 19 y MORENA 22, lo cual nos da una idea de cómo puede estar integrado el Congreso del Estado, sin mayoría absoluta para un solo partido.

Lo mismo ocurrió en Coahuila, en donde los demás candidatos, prácticamente fueron fantasmas y no contribuyeron en nada a hacer la diferencia en los resultados, porque los únicos abanderados que pintaron y llegaron disputándose cabeza con cabeza el triunfo, son el PAN y el PRI.

Volviendo con el Estado de México y la alta competencia entre el PRI y MORENA, se observa que el líder nacional de éste último, Andrés Manuel López Obrador, podría haberse equivocado en su estrategia, al no consolidar una alianza amplia de izquierda, en donde se incluyera al PRD, porque si sumamos el porcentaje de Juan Zepeda, podría haber sido la diferencia que hubieran hecho inalcanzable a Delfina Gómez y por lo tanto, obtener un triunfo holgado e inobjetable contra Alfredo del Mazo.

Pero como el hubiera no existe, debemos señalar que aparte de la disminución evidente del Partido Revolucionario Institucional, con todo y las alianzas que hizo, demostró que el grupo Atlacomulco, considerado los iluminatis no solo de la política en el Estado de México, sino de toda la República, va en picada.

Por lo pronto, aun cuando todos los gurús de la comunicación y los medios desde la noche del domingo 4 de junio, daban como triunfador a Alfredo Del Mazo Maza, los números en el PREP estaban muy apretados y ese es un mal síntoma, porque no había una tendencia clara para uno, ni para otra de los abanderados, así que como en el béisbol, hasta que no se canta el último out, no se puede cantar victoria.

El destino de Ramiro Ramos, después de su operación política en Nayarit

Cambiando de rumbo, pero ahora ubicándonos en el estado de Nayarit, muchas miradas al menos en Nuevo Laredo y en Tamaulipas, siguieron de cerca el accionar de Ramiro Ramos Salinas, expresidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Tamaulipas y en estos momentos, subsecretario de Operación Política del Comité Ejecutivo del Partido Revolucionario Institucional.

Pues resulta que Ramos Salinas, fue enviado como delegado del CEN del PRI a aquel estado para operar las elecciones, pero resulta que los resultados fueron adversos para su partido, por lo cual, su destino político parece incierto, porque ha sabido moverse de manera excelente y tiene padrinazgos de mucho peso, a nadie le gustan los fracasos.

Así que aquellos que sentían que Ramiro ya estaba listo como uno de los prospectos priistas para la presidencia municipal de Nuevo Laredo, o que apareciera su nombre en las papeletas como candidato uninominal o plurinominal para una diputación o senaduría, parece que ese escenario está todavía muy nebuloso y debemos esperar programa.

Detienen en Panamá a Roberto Borge, exgobernador de Quintana Roo.

En noticia de última hora, se informa que el exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, fue detenido en Panamá y en las próximas horas será traído a México, para que responda de las serias acusaciones que pesan sobre él, principalmente  las relacionadas con la venta ilegal de bienes públicos, sobre todo en los terrenos que son reserva territorial del estado de Quintana Roo que fueron vendidas de manera totalmente ilícita a precios muy bajos.

Por hoy fue todo, para cualquier aportación de ideas, aclaración o dudas, dirigirse al correo electrónico librealbedrio57@gmail.com