Hay poca cultura del testamento en México: Experto

En México casi no existe la cultura de realizar testamentos, ya que hay mucha desinformación en la sociedad, comentó el Mtro. Pablo Santana Lee, académico de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG).

“Existe en la sociedad una desinformación muy grave en relación a lo que realmente es el testamento y cuáles son sus efectos”, dijo el académico.

“Las personas generalmente tienen la creencia de que el hecho de hacer testamento significa que en ese momento transmiten sus bienes, como si fuera una donación y que se van a quedar sin patrimonio para una emergencia. De igual forma las personas creen que hacer un testamento siempre es un acto jurídico muy caro”, agregó.

El testamento, describió, es un acto mediante el cual la persona dispone principalmente de sus bienes para después de su muerte, esto es, que surtirá sus efectos una vez que la persona fallece.

La importancia de tener o no un testamento radica en que los bienes de las personas que fallezca podrán ser repartidos de acuerdo a su voluntad, además de que el trámite de la transmisión de los bienes después de la muerte de la persona es mucho más fácil y más económico para los herederos.

“Si bien es cierto que en México existe una escasa cultura de hacer testamento, también es cierto que el Gobierno, tanto Estatal como Federal, con la implementación de la campaña `Septiembre, Mes del Testamento´ ha hecho que empiece a cambiar la situación al crear la conciencia de que no se deben dejar problemas a futuro”, afirmó el Mtro. Santana Lee.

“Desgraciadamente las personas generalmente no desean hacer testamento ya sea por desconocimiento de los efectos del mismo o porque un testamento ante notario público suele ser costoso”.

Normalmente el costo de realizar un Testamento Público Abierto, ante un notario público, ronda entre los 3 mil 700 pesos hasta los 14 mil 700 pesos, esto según las circunstancias y condiciones económicas del otorgante.

Durante septiembre el “Mes del Testamento” el notario público no podrá cobrar por otorgar un Testamento Público Abierto más de 1 mil 988 pesos. Y los derechos por el depósito del Testamento Ológrafo en el Registro Público de la Propiedad cuestan 315 pesos.

Tipos de testamento

El testamento puede otorgarse de varias formas, señaló el académico de la UAG, ante Notario Público y que se elabore un Testamento Público Abierto o un Testamento Público Cerrado, o se puede elaborar igualmente un Testamento Ológrafo, mismo que es escrito por el propio testador.

El Testamento Público Abierto lo redacta íntegramente el notario que atiende a las instrucciones que el testador le señale de manera clara, precisa y terminante; mientras que el Testamento Público Cerrado lo tiene que elaborar el propio testador y el notario únicamente lo revisa y se cerciora que todo esté correcto y cumpla con lo estipulado con la ley.

Posteriormente se introduce en un sobre, que se cierra y se lo lleva el testador, si el testamento se llegara a perder no podrá saberse el contenido de éste.

El Testamento Ológrafo lo redacta totalmente el testador y absolutamente nadie lo puede hacer en su nombre, ese testamento se introduce en un sobre y se deposita en el Registro Público de la Propiedad. Este testamento, al hacerlo el testador sin asesoría, puede ser afectado de validez por no contener todos los requisitos establecidos en la Ley.

Por eso el testamento que se recomienda es el Público Abierto en virtud de que el mismo es realizado por un notario público, es decir por un profesional de Derecho que conoce plenamente la materia y tiene total validez. Además, si el ejemplar que se entrega al testador llegará a perderse o dañarse, el original del mismo siempre estará en la notaría y, por lo tanto, surte efecto en cualquier momento después de la muerte de la persona que lo realizó.