Junio y sus calores

Gaceta.

Por: Raúl Terrazas Barraza.

Junio y sus calores

Qué razón tenían los ciudadanos de varias regiones de Tamaulipas, al señalar que los efectos del cambio climático se sienten cada vez más y es que, de acuerdo a un reporte de temperaturas de la NASA, la agencia aeroespacial de los Estados Unidos, el mes de junio pasado fue de los más calurosos en los últimos 137 años.

Solo fue superado por junio del año pasado con 0.79 grados centígrados y por ese mismo mes de los años 2015 y 1998 que fueron 0.78 grados más calurosos.

Para que no haya dudo, los estudiosos de las temperaturas de la NASA, indican que el pasado mes de junio es el cuarto mes más caluroso en 137 años, pero, destacan que los 10 junios con más calor ocurrieron entre 2005 y el actual, por tanto, las sensaciones térmicas de que hablamos, son reales y las resintió todo mundo.

El cambio climático ya nos alcanzó y es lo que debemos de tener en cuenta, para reaccionar como personas y cuidar que sus efectos generen alteraciones en la salud de la población.

Dentro de las soluciones colectivas para contener el cambio climático, están aquellas propuestas por los Gobiernos de los países del mundo para generar un verdadero equilibrio ambiental y quizá en observancia de las fechas que tienen que ver con el entorno, podríamos establecer un plan de trabajo de metas grandes.

En nuestro país, el segundo jueves del mes de julio se dedica al Árbol, mismo que fue establecido por Decreto del Presidente Adolfo López Mateos en 1959 y se hizo para concientizar a la población sobre la necesidad de proteger las superficies arboladas, por también fue emitido un Decreto más en el cual se consideró al mes de julio completito para festejar la Fiesta del Bosque.

Por el Día del árbol, las autoridades estatales y del municipio de Jaumave, se reunieron en La Florida, una propiedad del ingeniero Jaime Salazar de San Juan, para certificar un árbol de casi 400 años que hay en ese terreno y en torno al cual se llevó a cabo una reunión de funcionarios y las comunidades jaumavenses para proteger los árboles y sembrar más, siempre más.

La mejor medicina para contener el aumento de los meses calientes, sobre todo si recordamos que en el invierno pasado, hubo más días cálidos que frescos, es plantar árboles y cuidarlos para que sobrevivan, en el entendido de que hay un avance sustancial del 2012 a la fecha, ya que en aquel año, tres de cada 10 árboles que se sembraban sobrevivían y ahora, seis de cada 10 están allí para cambiar el entorno y contribuir a la mejora del ambiente y la presencia de lluvias.

Para este año, la Comisión Nacional Forestal de México, tiene la intención de reforestar 123 mil 200 hectáreas de bosques, en un escenario, donde la meta del sexenio en este rubro, lleva un avance del 76 por ciento y son los estados de Guerrero, Chiapas y EDOMEX, donde tienen el mayor avance.

Hay cosas relevantes de árboles que deberíamos de saber, por ejemplo, que hay 400 mil millones de ellos en el mundo, que dos personas podrían respirar durante un año con el oxígeno que genera un árbol y que cada uno de ellos absorbe 1.2 toneladas de bióxido de carbono a lo largo de su vida.

La SEMARNAT tiene identificadas dos mil 500 especies de árboles en México, que un solo árbol es capaz de absorber los gases tóxicos que generan 100 automóviles y que, entre las virtudes de los árboles, está el hecho de crear un cerco auditivo que puede reducir hasta un 50 por ciento el ruido se crea con una cortina de 30 metros de árboles.

Los otros.

En la primera semana de vacaciones de verano, viene a Tamaulipas el Secretario de Agricultura, José Calzada Rovirosa, para dar a conocer los acuerdos de coordinación que tiene la dependencia federal con el Gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca para beneficiar con programas a los productores agropecuarios.

El gran ausente este día 20 de julio en los eventos de SAGARPA, será el aldamense Gonzalo Alemán Migliolo y, aunque nadie hablará de él, sí habrá quien, en voz baja pregunte que en donde quedó, ya que, sus conocimiento sobre el sector agropecuario de la entidad fueron básicos para lograr que los programas de la dependencia fueran mayores para los tamaulipecos.

Poco antes de su renuncia al cargo de Secretario de Desarrollo Rural, Alemán Migliolo había concretado el aumento en recursos a una media docena de programas federales para el sector agropecuario, incluidos los de apoyo a las mujeres de las zonas rurales de la entidad.

De esos cambios que hay en instituciones que los ciudadanos comunes, ni siquiera imaginan a que se debe, hubo uno esta semana, el del Vicealmirante Francisco Pérez Rico, quien despachaba en la Primera Zona Naval de Ciudad Madero y en la que nombraron al también Vicealmirante Froylan Jiménez Coronado.

Este último es de Veracruz y por la descripción que se hace de su preparación académica y en la Marina, es un hombre bien preparado y que ha ocupado posiciones relevantes dentro de la Secretaria de Marina Armada de México.

En la toma de protesta del nuevo responsable de la Zona Naval de Madero, estuvieron presentes los alcaldes de los municipios conurbados, Magdalena Peraza Guerra de Tampico, Alma Luz Amparan Cruz de Altamira y el nunca bien ponderado Andrés Zorrilla Morano de Madero.

Alguna vez en el relevo de un mando de la Armada de México en Acapulco, Guerrero, un representante de un medio de comunicación cuestionó sobre los motivos que ocasionaron la sustitución de quién allí estaba y de que servía a la población que el cambio se hiciera público. Solo le comentaron que era una instrucción de la superioridad y poco a poco lo cercaron elementos de la institución hasta que lo pusieron fuera de las instalaciones de Marina.