Altamira Zona Conurbada

SE GESTA UNA NUEVA CLASE DE SERVIDORES PUBLICOS EN ALTAMIRA.

*El Ciudadano Confía más en ellos, que en los que Buscan Espacios en la Política.

Por: María Elena BALDERAS

En tanto el ciudadano está más incrédulo en sus gobernantes, de los ídolos falsos  y de los supuestos vientos de cambio cuando el panorama político demuestra lo contrario ya que  a beneplácito de unos cuantos panistas que van ocupando las primeras regidurías y de  una miltancia blanquiazul con verdadera ideología y respetuosa de sus principios que se siente invadida por quienes han sido sus acérrimos enemigos, la desigualdad y el desempleo siguen azotando a éste municipio.

Sinembargo en medio de éste oscuro panorama, se ha gestado un grupo de gente apolítica, altruista y con verdadero espíritu de servidor público, que han estado ayudando a grupos de familias altamirenses que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad.

No obstante que no salen a la luz pública son los mismos colonos, quienes aseguran ya no apasionarse por los resultados electorales, y mejor han logrado unirse logrando una empatía muy certera con ésta clase de héroes anónimos, que han estado trabajando en las colonias.

Tal es el caso de la familia Navarro Escudero, quienes en forma constante han llevado a las familias de la colonia Arboledas, entre muchas otras, verduras, lentejas y otros alimentos básicos que son de vital importancia para un sano recimiento “Ellos no ayudan por que quieren buscar un espacio en el gobierno, sino por que realmente están ocupándose de la gente con grandes necesidades”-

Además de los apoyos alimenticios, la Lic. Rosalba Escidero de Navarro patrocina campañas de vacunación, desparasitación, esterilización, así como intervenciones quirúrgicas para animalitos que son abandonados en la calle y que han sido víctimas de maltrato.

La señora Angelita Díaz, de la colonia Arboledas, através de su hija que es una activista protectora de animales maltratados y abandonados recoge perros y gatos que han estado a punto de morir en completo abandono y con lesiones muy graves, ha logrado conectarse con la Lic. Rosalba Escudero, quien a su vez ya formó una red en donde participan médicos veterinarios, logrando atender y salvar una gran cantidad de aimalitos que estaban a punto de morir, dándoles seguimiento para colocarlos con familias que les dan amor a sus mascotas. Existe un gran proyecto, lograr un hospital así como un lugar en donde se les brinde una atención integral para éstos animalitos, que no tuvieron la foruna de crecer en un hogar.

Toda ésta gran labor se viene realizando en Altamira desde hace varios años, y aténdiendose también a personas con enfermedades que requieren de medicamentos o algún aparato ortopédico.

La suma de las voluntades bien encauzadas, ha permitido que  grupos de familias altamirenses, sean beneficiadas por un grupo de benefactores quienes en realidad están más que preocupados por su comunidad y en ayudar a las personas que  se encuentran sumidos en la pobreza y piden a gritos ser escuchados, y en unidad y apoyo humanitario han logrado ser escuchados.