Morena y los destapes.

 

Tiempo y Espacio.

Morena y los destapes.

Por Jaime Luis Soto.

Cuando una persona maneja un vehículo y al llegar a un crucero, si el semáforo está en rojo tiene que detenerse para esperar la luz verde.

Y cuando la luz verde por fin aparece en el semáforo, es señal de que el conductor puede avanzar.

Pero, ¡cuidado! Muchos accidentes han ocurrido precisamente por avanzar de inmediato cuando se pone el verde, lo prudente es esperarse para corroborar que no hay peligro alguno.

¿Qué puede pasar…? Que otro automovilista quiera “volarse” el rojo que se le acaba de prender en el semáforo y entonces vienen las tragedias.

Algo similar puede ocurrir con la decisión del Gobierno Federal de colocar a Tamaulipas en color verde respecto al llamado semáforo epidemiológico.

Y es que todavía no se terminaba de difundir la noticia de que ya estábamos en verde cuando se dieron verdaderas estampidas de familias tamaulipecas para reunirse masivamente, irse de “shopping” o acudir a centros vacacionales.

Y eso que aún no llegan los Días Santos en los cuales, a cómo van las cosas, casi todo mundo se saldrá de sus casas y pamba al que lo haga al último.

El gobierno federal debió aclararle algo muy importante a las familias tamaulipecas: El que Tamaulipas pase a color verde no significa que la pandemia ha concluido, caramba.

Hay preocupación entre las autoridades de salud de la entidad pues esa noticia obviamente motivará a muchas personas a irse de vacaciones y que chifle a su máuser la pandemia.

Pero, sobreaviso no hay engaño: Si por creer que el estar en color verde se puede bajar la guardia puede resultar catastrófico  -¿más todavía?- y quienes busquen las olas del mar –u otra diversión-, después podrían ser incluidos en la tercera ola de casos positivos de covid-19.

Y se daría la posibilidad de regresar al color rojo y, como los conductores, esperar que el semáforo ooootra vez se ponga en verde.

Todo por bajar la guardia…

Cambiándole de canal, las y los aspirantes a una candidatura de Morena –en especial para las alcaldías-, están con los nervios de punta pues a los dirigentes de ese partido se les ocurrió andar jugando con las fechas de destapes.

Que primero el 27 de marzo y después que no, que el 28, que el 29 y, finalmente, que hasta el miércoles 31…

A nivel nacional, sigue el pleito casado entre PORFIRIO MUÑOZ LEDO y el dirigente nacional morenista MARIO DELGADO quienes un día sí y otro también, se siguen dando hasta con la cubeta llena de concreto.

Mire usted que MUÑOZ LEDO acusó que fue injusta y “dedocrática” la definición de los candidatos de Morena para la cámara baja y que entre los elegidos pululan priistas y panistas desplazando a quienes tienen más méritos.

Ah, y acusó a MARIO DELGADO de vetarlo para que no pueda reelegirse como diputado federal.

El pleito entre MUÑOZ LEDO y DELGADO nació desde que ambos se disputaron la dirigencia nacional de Morena. Nunca funcionó la mentada operación cicatriz pues es fecha que sigue demostrándose odio los 7 días de la semana.

Regresando con el destape de los candidatos de Morena en Tamaulipas, dos casos en particular están llamando poderosamente la atención:

1.- Que se confirme la noticia de que EL ROCKET VALDEZ será finalmente el candidato a la alcaldía de Victoria desplazando a LALO GATTÁS lo que provocaría un cisma en las estructuras locales del partido.

2.- Y que también se confirme la noticia de que CARLITOS PEÑA, el hijo de la alcaldesa de Reynosa, MAKI ORTIZ, sea el candidato de Morena para la alcaldía de esa ciudad fronteriza lo que provocaría un auténtico escándalo.

Por lo pronto, los “fake news” sigue inundando las redes sociales y hay quienes consideran que fue una mala decisión de la cúpula de Morena de andarle haciendo de emoción con los destapes de sus candidatas y candidatos.

En lugar de unir, está provocando un auténtico desgarriate…

Correo electrónico: jaimeluissoto@hotmail.com