PAN: Septiembre 14 de 1939, como no recordarlo

Capt. Guillermo Parra Avello

Como no recordarlo, si en un día como hoy y a sus 82 años nos es muy grato llevarlo en la mente por los principios y valores que le dieron vida al PAN como partido político, sobre todo en aquellos años en donde, contra la recién iniciada hegemonía del partido que se mantuvo en el gobierno por más de 70 años; los fundadores del PAN crearon al partido con el fin de hacer de este, un organismo más humanista que considerara en primera instancia a la persona, pero y donde hoy casi lo vemos más como si quisiera revivir al mismo partido que nos fue antagónico, ya que tal parece que tenemos como misión titánica rescatarlo del caos abismal en el que se encuentra, el mismo al que recordamos que fue acérrimo y por siempre antagonista del pensamiento humanista y con vocación de respeto a la persona como ser humano, valores que le dieron vida al PAN.

Lamentablemente a 82 años de su fundación, Acción Nacional tal parece estar dejando atrás su principal misión. Acción que es sinónimo de actuar, sí, pero de actuar con coherencia y preservando la doctrina del Partido, adjetivo que le dio vida; Nacional porque abarca toda una nación o sea en este caso a todo el país, a todo México. Así es como debemos de llevar a cabo los destinos del partido Acción Nacional, trabajando en aras de hacer de este un instituto político para que vaya siempre acorde a su doctrina, con el ser y el pensar del ser humano; no podemos ni debemos de continuar siendo un partido que ha caído en un ente burocrático en donde por un lado, se nos quiere enmarcar dentro de las normas del partido, pero por el otro, cuando así conviene se nos aplican criterios o intereses particulares o de grupo, ya que al menos como lo hemos visto en fechas recientes, en donde se han tomado decisiones a espaldas de la militancia, las cuales han sido un tanto equivocadas que en nada nos ha favorecido electoralmente hablando.

Hoy en día y de acuerdo a lo que vemos, habrá de renovarse la dirigencia nacional del partido, en donde incluso este proceso se ha visto un tanto confundido y no muy bien esclarecido por la posición de algunos legisladores al tomar acuerdos con un partido español considerado de extrema derecha; lo anterior es como si pudiéramos decir, que  en estos momentos fuera como echarle más leña al fuego, porque de por sí, este gobierno nos señala como conservadores, aunque si podríamos decir que lo único que pretendemos conservar es el respeto a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y a todas las leyes que de ella emanan; pero que a su vez nos hace ver como que no hay un orden estructural para este tipo de situaciones, pues si ese instituto político español es un partido político debió de haberse entrevistado con la dirigencia nacional de nuestro partido y no como se hizo; todo puede ser entendido desde el buen sentido de las relaciones, pero siempre hay que cuidar las formas y respetar las jerarquías y no qué aquí quedamos y en donde qué tal parece que navegamos como barco a la deriva, o en donde cada quien cada quien navega por aguas diferentes, por lo que nunca olvidar que debemos de ganar el gobierno sin perder el Partido.

Por lo anterior, lo que si nos queda claro es de que Acción Nacional hoy en día requiere de un verdadero liderazgo, cierto, pero también de alguien  que imponga el orden y el respeto al Partido., requerimos de un nuevo orden jurídico que retome los causes del origen y nos den la confianza y la seguridad para poder salir con la frente en muy en lo alto y decir como en aquellos años, somos panistas, lo cual era sinónimo de honestidad y respeto, en donde la gente nos daba la misma credibilidad que imponíamos con nuestros actos, con nuestra forma de ser y estar; eso es lo que hoy nuevamente requerimos; no más a ser un instituto político burocratizado y sin mayor beneficio político para los ciudadanos; por lo que necesitamos retomar esa confianza que el ser panista con el tiempo nos dio.

Razón de lo anterior es que considero que todo cambio es saludable y de beneficio en lo general. Como partido político el PAN hoy está ante la disyuntiva de seguir en el continuismo o hacer un cambio radical en donde se lleven los destinos del partido con un orden y un respeto, pero sobre todo con una autoridad moral en donde prevalezca el respecto a la dignidad de la persona, misma que para este caso lo es principalmente a su militancia, la que sin su apoyo, su perseverancia y sobre todo su disciplina partidista, ninguna dirigencia tendría más apoyo ante el orden burocrático que hoy en día tal parece que es lo que rige, es por eso que debemos buscar que prevalezca en primera instancia, el respeto a su militancia, primer valor de su constitución como partido.