Pensiones, otro modelo.

Gaceta.

Por: Raúl Terrazas Barraza.

Pensiones, otro modelo.

Con una propuesta basada en un retiro justo y digno para los trabajadores, en esta semana fue presentado el proyecto de reforma al sistema de pensiones en México cuyo eje es corregir la naturaleza del esquema, para que, cuándo le trabajador se retire no se quede con menos de la mitad del salario que ganaba y que además se deteriora con el paso del tiempo.

Para que el proyecto fuese de impacto, en la presentación que hiciera el presidente de la República, Andrés López Obrador, estuvieron presentes el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores, Ricardo Monreal Ávila y el de la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo.

Para que el asunto quedara bien arropado, estuvieron además el representante del sector empresarial Carlos Salazar Lomelí y el de los obreros, Carlos Aceves del Olmo, en el entendido, según lo hizo saber el propio presidente de la República, que los empresarios pusieron mucho de su parte para concretar el proyecto de reforma de pensiones.

Se trata de reducir las semanas de cotización de mil 250 que equivalen a 25 años, a 750 que serían 15 años, aumentar la aportación de 6.5 a 15 por ciento y reducir las comisiones de AFORES al 0.7 por ciento, para que el trabajador promedio pueda aumentar su pensión en un 40 por ciento.

El responsable de la Secretaría de Hacienda, Herrera Gutiérrez, hizo ver que la aportación patronal para las pensiones aumentará de 5.15 a 13.8 por ciento, la de los trabajadores no aumenta y la aportación del estado será modificada para beneficiar a los trabajadores de menores ingresos.

En la actualidad el 34 por ciento de los trabajadores alcanza a tener una pensión garantizada en lo más bajo, es decir, del 30 por ciento del salario que percibía y se aprobarse la reforma, se espera que el número de pensionados se eleve al 82 por ciento, con la obligación de mejorar las pensiones para los adultos mayores.

Es lógico pensar que la entrega de la información sobre la reforma al sistema de pensiones, generará infinidad de opiniones e irán desde aquellas que consideren que hay gato encerrado o bien que no será de gratis, porque de alguna forma los beneficiarios tendrán que alinearse en el futuro.

Desde luego, ayuda mucho que junto al Secretario de Hacienda hayan trabajado los dirigentes empresariales y obreros, porque equivale a pensar que hubo consensos a favor de los trabajadores, aunque, de entrada las aportaciones que dará el Gobierno Federal ya no serán para todos, aunque será la misma cantidad, es decir, 700 mil millones para los trabajadores que tienen ISSSTE y que tienen los sueldos más bajos y 300 mil millones para los obreros que cotizan al Instituto Mexicano del Seguro Social, en donde, también los que ganan menos serán los beneficiados con la aportación del Estado Mexicano.

Suena también extraño que los empresarios hayan aceptado sin hacer mucho escándalo que sus aportaciones se incrementasen en un ocho por ciento, en tanto que, a los trabajadores no se les cargará ni un centavo más de aportación.

La propuesta de reformas a pensiones, es algo que desde siempre los trabajadores que están en edad de pensar en su retiro, pretendían que se modifique, aunque también ha crecido en forma exponencial la cantidad de pensionados que urgen por una revisión de las suyas ya que, están pulverizadas frente al aumento constante de precio año tras año, lustro tras lustro y década tras década.

Entre las primeras opiniones que hay respecto a la modificación del sistema de pensiones, también están las que consideran una inclinación a proteger a las instituciones del gobierno como el IMSS y el ISSSTE, para que sean los empresarios quienes paguen más en aportaciones y de esa manera, al garantizarse su estabilidad.

El otro punto es que, pensionarse es la peor decisión que puedan tomar los trabajadores, ya que, no les sale, porque sus gastos familiares no se reducen cuándo dejan de trabajar, se mantendrán igual, pero, los ingresos sí se desploman, por lo tanto se ven obligados a cambiar su forma de vida y con ello, dejar entrar parecimientos tanto psicológicos como somáticos que a la larga se traducirán en una mala calidad de vida.

La moneda queda en el aire y en caso de que la reforma al sistema de pensiones propuesta esta semana, deba de analizarse en todos los sentidos y que serán los trabajadores quienes hable, los diputados los que escuchen y los funcionarios quienes acaten aquellos acuerdos a los que lleguen, porque se trata del futuro de muchas vidas que, tras retirarse de la vida laboral quedan convertidos en víctimas de las crisis económicas, de las escaladas de precios de productos y servicios, pero, también de un mal sistema de pensiones que, sí bien busca garantizar recursos para quienes trabajaron más de 30 años vivan bien, jamás se ha logrado.

Los otros.

Impactante por donde quiera que se vea es la determinación de la Compañía Azucarera del Río Guayalejo, S.A. de C.V., que Dirige David Ekman de cerrar en forma definitiva el Ingenio Aarón Sáenz Garza, ubicado en la ciudad de Xicoténcatl, en la zona cañera de Tamaulipas, debido a que los altos costos de operación de la factoría en todos sus proceso, lo hicieron insostenible en lo financiero.

En un comunicado dado a conocer por los empresarios, se hizo ver que cumplirán al cien por cien cada compromiso que tienen con los trabajadores y sus proveedores, además de que, saben el impacto social que tendrá el cierre de la factoría porque son cientos de familias las que dependía de la actividad del Ingenio de Xico, como se le conocía desde siempre.

Cualquiera podría decir que al cerrar esta empresa, la mayor beneficiada será la otra que hay por aquellos lares, el Ingenio de Mante, sin embargo, aunque ambos están enclavados en la zona cañera de la entidad, la realidad es que producir azúcar es cada vez más complicado debido al entorno que rodea a esta actividad y mucha gente ya no quiere tener problemas ni personales ni familiares.

Por allá en la ciudad de Matamoros, dan por hecho que el dirigente de la Sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, profesor Rigoberto Guevara Vázquez, será candidato a una de las diputaciones locales sin lugar a duda, aunque también creen que tiene posibilidades para la Diputación Federal, aunque no existe garantía de triunfo.

El asunto es que, el líder de los maestros no ha dicho cual será el partido que podría respaldar sus aspiraciones, aunque por lógica es el Acción Nacional, ya que, los grupos económicos, políticos y sociales de aquella fronteriza ciudad lo ven como un hombre que aglutina voluntades.

En esta capital, el alcalde Xicoténcatl González Uresti, debería de contratar otra línea telefónica similar a la de desabasto de agua, misma que se supone dio resultados a la ciudadanía, porque le llamaban y mandaba la pipa para que entregara el vital líquido a las familias.

Esa otra línea que él conteste, será para la basura, porque hay miles de victorenses que quieren comunicarse con él para que mande el camión de la basura, porque han ya se cuenta por semanas el tiempo que tardan en pasar los camiones recolectores por muchos sectores de la ciudad.

Si funcionó la línea para el abasto de agua tiene que funcionar la que se abra para la recolección de la basura, porque los ciudadanos ya no saben que hacer frente al incumplimiento del Ayuntamiento y lo pero es que se generan microambientes contaminados por la presencia de moscas, roedores, perros, gatos, tlacuaches, alimañas y fétidos olores debido a la acumulación de la basura por varios días.

De no abrirse la línea para pedir el camión de la basura, la capital de Tamaulipas, será además una ciudad mal oliente.