Reforzará Ayuntamiento de Tampico Revisiones a Gaseras tras Nuevo Incidente con Pipa Repartidora

*Advierte alcalde la importancia de acabar con este tipo de incidentes que enluta a familias de la región

Francisco Herrera

Tras el incidente ocurrido la tarde del pasado lunes donde una pipa repartidora de gas estuvo a punto de explotar en un domicilio, dejando un trabajador muerto y otro más herido de gravedad por un flamazo, el alcalde porteño, Jesús Nader Nasrallah, anunció que protección civil endurecerá las revisiones a toda la flota vehicular de la empresa gasera involucrada, así como al resto de las compañías que prestan el servicio en la ciudad.

Luego de dejar inaugurada la calle Topiltzin, de la colonia Trueba, dónde el gobierno local invirtió poco más de millón y medio de pesos, el preboste municipal lamentó la pérdida de un trabajador que se encontraba llenando el tanque estacionario de un domicilio cuando sobrevino el flamazo y una breve explosión, que por fortuna no alcanzó a la pipa que se encontraba afuera de la casa habitación y dentro de un complejo habitacional.

Explicó que el municipio habrá de esperar el peritaje que realiza la fiscalía regional de justicia y otras dependencias del orden local, quienes se encargarán de determinar lo que realmente originó el accidente en ese sector residencial.

Añadió que ha girado la instrucción al secretario de protección civil para que refuerce las acciones de revisión en todas las unidades que portan un tanque, y que prácticamente lo pasean por toda la ciudad a diario.

Nader, resaltó que el riesgo de tener un accidente de cualquier magnitud se puede presentar en diferentes partes de la ciudad, sin embargo, dijo, que las unidades repartidoras del carburante, ahora más que nunca, deben ser vigiladas de manera rigurosa.

«Se van a reforzar las medidas de seguridad e inspecciones, pero a veces la distracción de las personas o falta de mantenimiento aparecen», adelantó

Finalmente, el presidente municipal expresó que tras el Lamentable hecho, también, se realizarán revisiones a las instalaciones de gas y eléctricas del antiguo mercado municipal «Francisco I Madero» así como otras instalaciones propiedad del ayuntamiento, con el fin de descartar algún posible accidente.