SE ACABARON LOS TAPADOS, PERO SIGUE VIGENTE EL DEDAZO

La@Red  

 POR RUBEN DUEÑAS ARIZMENDI

SE ACABARON LOS TAPADOS, PERO SIGUE VIGENTE EL DEDAZO

Es cierto que en Tamaulipas hay mucha efervescencia por la docena de aspirantes a la gubernatura del estado, que estará en juego en el 2022, al grado de que ya incluso algunos de los compas que conocen de aguacates revivieron a Carlos Cantúrosas Villarreal como uno de los prospectos con más posibilidades de llegar a ser, aunque advierten que sería el último de la fila.

También aseguran que el reynosense Héctor Garza González (a) El Guasón, seria mano, ya que le apuesta a su presunta cercanía con el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador.

Nos parece éste momento el adecuado para poner en claro que según yo como analista político al no continuar el juego histórico del tapado que hizo famoso el presidente López Portillo, porque fumaba cigarros Delicados, pero podemos asegurar que en ningún momento el presidente en funciones, sea quien sea y del partido que sea, va ceder a nadie esa prerrogativa porque su futuro como político estaría en juego.

Y si ya no hay corcholatas y el destapador también chupo Faros, es más que indudable que en los procesos electorales del país se reafirmará “el dedazo” como la manera más cómoda para que el mandatario nacional al mando elija al que será su sucesor y poder dormir tranquilo después de concluido su mandato.

Creemos que el consabido e histórico dedazo, bien manejado el proceso interno a nivel partidos políticos, podría poner fin al divisionismo que en las más de la veces suele surgir entre los grupos de los aspirantes, pero para eso hay que desechar la idea de que el pueblo es el que quita y pone, porque en política todo, absolutamente todo, está controlado, empezando con las encuestas populares que tan de moda ha puesto AMLO en su gobierno.

Lo que para nosotros acrecienta las posibilidades de que Cantú Rosas llegue a ser el candidato de MORENA a gobernador del estado, sin desconocer que otro más de los demás aspirantes fue compañero de banca de López Obrador en la Universidad y amigo desde niños en el bello puerto de Tampico.

En lo personal nos consta que Cantú Rosas siempre ha estado en el ánimo de López Obrador, porque seguramente se percató de que es un candidato fuera de serie, con la capacidad suficiente para ganar cualquier elección.

Cantú Rosas hubiera sido el mejor candidato del PAN para contender por la gubernatura del estado el año entrante, pero las diferencias con el actual gobernador cerraron esa posibilidad. Pero el Partido Acción Nacional todavía tiene otra carta para ganar a gubernatura que sería el alcalde de Tampico Chucho Nader, el que durante su primer gobierno transformó al Puerto Jaibo.

Porque Cantúrosas Villarreal tampoco es invencible.

Otro que puntea entre los aspirantes es el senador y cardiólogo de Tamaulipas, Américo Villarreal Anaya que es hijo del ex gobernador del estado, Américo Villarreal Guerra, el que al partir de este mundo dejó un gran recuerdo y afecto entre todos los tamaulipecos.

En la primera línea para la gubernatura también esta nuestro amigo el médico-dentista, Felipe Garza Narváez, del que sabemos que lleva una excelente relación con el presidente Andrés Manuel López Obrador, además de su capital político que estará aportando a la causa del macuspano. En lo personal solo esperamos que Cantúrosas, Villarreal Anaya y Garza Narváez, no reciban el mal trato de que está siendo objeto el gobernador electo de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, que postuló el partido Movimiento Ciudadano (MC), al que querían tener de los guevos y ya lo tienen, para que no olvide la voz de mando, muy al estilo del viejo PRI.