Titulares

Cumple 65 años el periódico El Bravo

NOTICIERO

Cumple 65 años el periódico El Bravo::: Proyecto hecho realidad::: Lo fundaron empresarios emprendedores encabezados por Gregorio Garza Flores:::  Entró la modernidad con José Carretero Balboa::: De un modesto periódico blanco y negro se transformó en un diario impreso a todo color::: Entró al selecto grupo de los mejores::: Hoy vive su tercera etapa con Cristina y Nancy Carretero en la era del diseño digital::: Los universitarios han tomado la estafeta hoy::: Es también la historia de un puñado de hombres y mujeres, casi todos empíricos::: Falta escribir la historia de los medios de Matamoros y Tamaulipas

 HECTOR MIGUEL CHAVEZ

hectormiguelchavez@gmail.com

  1. Matamoros, Tam.- Este viernes el periódico El Bravo celebra 65 años de su fundación sirviendo a Matamoros y la región.

Este periódico ha sido testigo de los acontecimientos más importantes y sobre todo ha impulsado todas aquellas causas que contribuyen al desarrollo de Matamoros.

Se ha cumplido con creces el sueño del grupo de empresarios emprendedores encabezados por el extinto Gregorio Garza Flores que hace 65 años iniciaron las operaciones de este diario con las herramientas de la época como linotipos, rotativas con planchas de plomo y todas las herramientas elementales de aquella época que lo más moderno que incluía era un teletipo que es como una máquina de escribir que funciona de manera automática a larga distancia.

La segunda etapa de El Bravo se inició con el hombre de negocios José Carretero Balboa que lo puso en el camino de la modernización. Carretero Balboa, que era un hombre de ideas avanzadas y tenía una visión formidable para todos los proyectos que emprendía, realizó fuertes inversiones en la adquisición de maquinaria y equipo y de tecnología avanzada, tanto en métodos de impresión como en comunicaciones.

Fue uno de los primeros diarios en Tamaulipas en incorporarse a la era digital impreso a todo color con más calidad en todos sentidos. De ser un modesto periódico en blanco y negro pasó a ser uno de los más modernos del estado y de muchas otras entidades del país.

Sus primeros directores, como Manuel Montiel y José Natividad Alemán, que fue uno de los más longevos, transformaron a El Bravo en uno de los mejores diarios del Estado desde el punto de vista profesional.

La cobertura de la información mereció premios nacionales y estatales de periodismo. Hubo un esmero extraordinario en el manejo de la redacción y se sentaron las bases profesionales de lo que hoy es el periódico.

Hay que hacer notar que sus sistemas de administración siempre funcionaron a nivel de excelencia y le permitió superar las crisis de las devaluaciones y sus efectos en la economía en la frontera.

El periódico vive ahora una tercera etapa en manos de las señoras Claudia y Nancy Carretero que le dieron un nuevo impulso incorporando nuevas tecnologías del diseño y la impresión manteniéndolo como uno de los más importantes líderes de opinión.

En este aniversario, muchos estamos de fiesta. Felicite a las señoras Cistina y Nancy que mantienen en alto la bandera de El Bravo, el periódico de Tamaulipas.

HACE FALTA ESCRIBIR UNA HISTORIA

            Hace algunos años el periodista José Canseco escribió con estilo periodístico algunos pasajes de la historia de Matamoros que todavía hoy se usan de referencia para investigar algunos detalles.

            Sin embargo, sigue faltando escribir la historia de los medios de Matamoros que han sido testigos y protagonistas en todos los órdenes de la vida de Matamoros

            Y no se diga la riquísima historia de la prensa, radio y televisión de Tamaulipas, como por ejemplo El Mundo, El Heraldo, el Sol de Tampico, El Matutino de Ciudad Mante, El Diario de Matamoros, El Mañana y el Diario de Nuevo Laredo, El Mañana y la Prensa de Reynosa, El Bravo y El Mañana de Matamoros y de muchos otros que desaparecieron en el camino.

            Muchos de esos medios cumplen hoy poco más de 60 años. Falta escribir también la historia de los periodistas y los conductores de radio y televisión que hicieron historia en la ciudad.

            Falta la historia de los hombres de empresa que invirtieron y de los trabajadores, hombres y mujeres, que con su esfuerzo y creatividad le dieron vida a esos medios.

Muchos de ellos improvisados que aprendieron en el camino hasta alcanzar la gran especialización, y que hoy están siendo relevados por las generaciones universitarias.

Hace falta esa historia en Matamoros y en Tamaulipas porque hay una gran riqueza de medios, de personajes, y sobre todo de su contribución a lo largo de los años.

Quedan todavía algunos compañeros que saben mucho de todo esto y que más de una vez han compartido sus extraordinarias experiencias.