Un montaje más de AMLO

Tendencias

Oscar Contreras

Un montaje más de AMLO

Desde que inició el presidente Andrés Manuel López Obrador su plan maléfico para derrocar al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, siempre supimos que era una venganza política por haberle exigido recursos para enfrentar la crisis que provocó la pandemia del Covid-19 en Tamaulipas.

Sin embargo, López Obrador nunca mostró interés de enviar recursos para evitar los contagios y cuando lo hicieron otros gobernadores se puso en alerta, cuestionó sus administraciones diciendo que representaban a los partidos conservadores, y nunca envío nada.

Ante esta situación las administraciones estatales empezaron a tomar medidas de austeridad, para darle respuesta a los ciudadanos, y el gobierno de AMLO lo único que hizo fue concentrarse en López Gatell, quién sólo ha servido para desviar la atención de lo que realmente le importa a los ciudadanos.

Desde luego que AMLO aprovechó esta situación para concentrar su esfuerzo en preparar su venganza política contra el gobernador García Cabeza de Vaca a quien primero intentó desaforar para luego ponerlo en la cárcel, pero esto no le ha resultado.

Este comportamiento del tabasqueño no es nada nuevo, a Rosario Robles le ha hecho vivir largas horas de angustia,  desesperación e impotencia, AMLO actúa de manera irracional y abusando del poder presidencial, no tiene el más mínimo respeto a sus adversarios y aplica toda la fuerza de la ley en su contra.

Por ello, para vengarse utiliza al gobierno federal y a las instituciones, elabora intrigas, mentiras y escenarios que sólo en su perversa mente puede diseñar, pero se le olvida que siempre se le puede responder con la verdad y la razón de ley.

Así lo ha hecho el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, quien actuando legalmente una y otra vez ha demostrado que las imputaciones que le han hecho son parte de una intriga palaciega.

El abogado Tony Canales descubrió que ninguna autoridad norteamericana está investigando, ni ha solicitado información alguna sobre los bienes que pudiera tener el mandatario tamaulipeco y ni el mismo FBI ha pedido información, como lo dio a conocer López Obrador.

Esto confirma que el presidente Andrés Manuel López Obrador abusa del poder, utiliza a la Unidad de Inteligencia Financiera y a la Fiscalía General de la República, para llevar a cabo sus venganzas y esto pone en duda la credibilidad de las instituciones y a la presidencia de la República.

En fin, López Obrador está quedando como un mentiroso, acabará con la  confianza que le dieron los electores y será con toda seguridad, el principal culpable de la derrota de MORENA, porque hasta la fecha no ha sido el presidente que los mexicanos quieren y necesitan para atender al país.

De salida. Alejandro «Copetín» Rojas se apareció en Nuevo Laredo haciendo su show para tratar de levantar a Carmenlilia Canturosas en el ánimo electoral, porque  como candidata no es lo mismo que su papá y su hermano.

Ellos vivieron momentos diferentes y supieron aprovecharlo, con un buen mensaje, estrategia, trabajo en territorio y Carmenlilia no ha sabido hacerlo por eso no levanta.

Y la presencia de «Copetin» Rojas en Nuevo Laredo no le ayuda, al contrario, la perjudica. Este otro  payaso de la 4T todo lo pierde y siempre es derrotado, porque siempre lo traiciona su vulgar ambición. Ni más ni menos.